De tres hermanas ¿a cuál llamas cariño?


¿Cómo piensan que es la vida de una bailarina? ¿Qué pasa cuando no puede continuar bailando?

Pues esta bailarina decide contar lo que fue su vida en los escenarios junto a su marido. Llegó un momento que era complicado ocuparse de los trajes de baile tanto los de ella como los de su compañero, ya que les damos buenas costumbres y después nos debemos ocupar de todo. Trabajó mucho para poder construirse su castillo, llega un momento en el que la edad nos coge y no perdona.

Automáticamente no tenemos las piernas que teníamos con cincuenta y tres años que empecé. No fue la edad lo que me prohibió ser campeona más de una vez. Tengan la curiosidad de saber cómo fue mi vida en el matrimonio y en la danza.